27.12.15

Capilla de Notre Dame du Haut, Le Corbusier

Fotografía: Ezra Stoller, mateo-m3



La Capilla de Notre Dame du Haut, también conocida informalmente como Ronchamp, es una de las obras más significativas del arquitecto francosuizo Charles Édouard Jeanneret-Gris / Le Corbusier (1887-1965) y uno de los edificios religiosos más importantes en la arquitectura de segunda mitad de siglo XX.


Recibido en encargo en 1950 tras la destrucción en la segunda guerra mundial de la iglesia de la comuna de Ronchamp, al sureste de París; el poliédrico arquitecto proyecta un edificio inusual, fuera de los estándares de la arquitectura moderna de la máquina de habitar que defendía, proponiendo un volumen de formas orgánicas en que tanto las formas como el tratamiento de la luz es capital. 

Situada en la colina de Bourlémont, a unos kilómetros de Belfort, la capilla de Notre-Dame du Haut domina desde lo alto la pequeña ciudad de Ronchamp; el recinto se define como un lugar donde meditar y en diálogo con la materia y la luz

El contraste de color entre los muros y la cubierta unido al movimiento curvilíneo de los elementos y la elevación de la cubierta con respecto a los muros hace que la obra adquiera una espiritualidad y una elevación insuperables. Le Corbusier tardó cinco años en construir La Ronchamp, fue uno de los proyectos que más profundamente trabajó, haciendo un seguimiento personal de las obras. 

Esta obra es el máximo exponente de uno de los dos extremos entre los cuales se despliega la personalidad y, por ende, la obra de Le Corbusier. Aquí la mentalidad cartesiana, programática desaparece, dejando lugar a un intenso lirismo basado en la voluptuosidad de las masas construidas y la libertad formal. 

Año: 1954
Ubicación: Ronchamp, Haute-Saone, Francia



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada